Como empezó El Barrio?

Primero una confesión. Tengo más de 10 años como comediante en NY, pero nunca lo he hecho (profesionalmente) en español. Supongo que eso no es tan extraño ya que aprendí a hacer comedia en inglés, en una ciudad donde se habla inglés, rodeado de gente que hablaba inglés. Y la verdad es que me he divertido mucho haciendolo. He trabajado, en stand-up, impro, impro musical, escritura y actuación de sketch, he contado historias, hecho un one man show, y hasta he hecho un poco de burlesque. Pero si estoy siendo honesto, tengo que admitir que siempre tuve la angustia de saber que quería hacer todas estas cosas en español, pero no podía. No por que no tenía la habilidad, sino porque no tenía el público. O por lo menos, eso es lo que pensaba.

Lo peor es que el ver como crecía la popularidad del stand-up en español en plataformas como Netflix, no me ayudaba, es más, me hacía un poco de daño. Me llenaba de sentimientos encontrados. Por un lado estaba muy feliz de poder ver algo de stand-up en mi lengua natal y de ver crecer a tanto talento hispano, pero por otro lado, también me daba envidia el saber que yo nunca podría hacer lo que ellos hacían. Y así estuve por un tiempo. Lentamente me fui distanciando de la comedia y me fui enfocando en la actuación para comerciales. Donde a veces tenía la oportunidad de hacer reir a la gente en español.

Por azares del destino, terminé trabajando en una tienda en Bushwick que también me llevaba a Elmhurst en Queens. Fue ahi donde encontré algo que no sabía que me hacía falta: una comunidad Mexicana. La verdad es que sin darme cuenta en mi tiempo aquí me había juntado solo con gente en el ambiente artístico y comédico, y en esos grupos no hay muchos hispanos, mucho menos Mexicanos. No se como ni cuando, pero de alguna manera me acostumbré, sin saber lo que había perdido.

Pero con el descubrimiento de esta comunidad, empezó a cambiar mi vida. Encontré donde comer tacos de verdad, donde comprar Sabritas y Bimbo, y hasta donde jugar una cascarita! Fue aquí que empezé a darme cuenta de que tan grande era la comunidad Mexicana en NY. Y que no eramos los unicos. Había gente de Ecuador, Venezuela, Puerto Rico, Uruguay, etc. Cada quien con sus costumbres y antojos, pero todos con el mismo idioma… o bueno, casi jaja. Lo importante es que encontré un nuevo hogar y empezaron a despertar partes de mi que llevaban mucho tiempo dormidas.

Sin embargo, no fue hasta que vi un anuncio en Times Square que se me prendió el foco. Nuevamente por cuestiones de trabajo, tuve que ir a Times Square, zona que normalmente evito (como todo neoyorquino). Estaba yo ahi aplastado entre las multitudes de turistas cuando de repente volteé hacia arriba y vi un anuncio en la pantalla: “Franco Escamilla en el Playstation Theater”. Me frené; cosa que nunca debe hacerse en medio de una manada de turistas, pero el shock era demasiado fuerte. Franco Escamilla venía a Nueva York?! A un teatro de Broadway?! Tuve que verlo varias veces para estar seguro de que no me estaba equivocando. Pero era cierto. Franco Escamilla iba a llenar un teatro de Broadway con sus fans.

Fue en ese momento que por fin conecté las dos cosas. Ya sabía que había una gran cantidad de hispanos en la ciudad, pero la existencia de este show fue lo que me demostró que había un gran mercado para la comedia hispana en la ciudad. Unos dias despues decidí que si no había un lugar donde interpretar y ver comedia en español en la ciudad, yo iba a crear uno. Tenía mucha pasión y planes para el futuro, pero también sabía que un proyecto tan grande, no lo podía hacer yo solo. Así que mandé correos, hablé con amigos, fui a ver shows, hice todo lo que pude para correr la voz de mi proyecto. Fue así que conocí a Ilia Isales, quien ha sido una gran ayuda. Juntos hemos creado un curriculum de clases, un show de open mic, y seguimos trabajando para darle vida a la comunidad de comediantes hispanos.

Pero todavía no acabamos. Apenas vamos empezando. Tenemos que seguir corriendo la voz y hacer todo lo posible para que esta chispa que tenemos, se convierta en un incendio que arrase con la ciudad. Así que si estás leyendo esto, espero que te unas a la causa. Cuentale a tus amigos sobre El Barrio y llevalos a un show; que las risas se gozan más cuando son compartidas.

  • Chano García

Donaciano Garcia